martes, 17 de agosto de 2010

La torpeza de la Diputación de León y del Consorcio Provincial de Turismo.




Hace ya algún tiempo que la Diputación de León y el Consorcio Provincial de Turismo ponen sus "sellos" en las cubiertas de unas sencillas guías que parecen tener por objeto la divulgación de algunos espacios turísticos de la provincia.

Las guías, de limitado valor informativo, quieren aglutinar territorios próximos entre sí, aunque bajo el peculiar encabezamiento Montañas del Teleno y La Cepeda, se pretenden unificar espacios tan dispares como La Maragatería, La Cabrera, La Bañeza o La Cepeda. En fin, un espeso brebaje de orografías y evoluciones históricas que no parece tener mucho sentido.

Dice el refrán... que quién mucho abarca poco aprieta. Y así sucede aquí, pues para nuestra comarca -de dilatada historia-, se conforman con publicar unas breves lineas sobre San Juan de Montealegre y repetir las rutas de senderismo que ya aparecen anunciadas en algunas publicaciones de Cuatro Valles.

La sorprendente guía Montañas del Teleno y La Cepeda, de alguna decena de páginas, no aporta nada nuevo para La Cepeda. Por el contrario, en el paupérrimo mapa de la página 7, nuestra comarca -que da título a ela guía- aparece amputada de modo negligente. El mapa, ni siquiera exhibe los nombres de las cabezas de los Ayuntamientos de La Cepeda, aunque somos capaces de atisbar una parte de las letras que forman la palabra castillo donde el plano se corta. En verdad, la Diputación y los responsables de la guía han puesto de manifiesto el gran desconocimiento que tienen sobre La Cepeda y su escaso interés por potenciarla turísticamente. Casi parece que persiguieran el objetivo contrario.

En fin, me gustaría ser más positivo, pero también deberá de señalarse que al mencionar la Ruta de La Laguna Gallega en la página 16 y asociarle la población de Villamejil, entre las fotos que la acompañan aparece una imagen de la de la iglesia de Quintana del Castillo, mostrando tanto desinterés los responsables de la guía, que escriben debajo de la foto Villamejil. Pero su torpeza destaca todavía más, cuando comprobamos en la página 14 de esta guía, como esa misma iglesia se identifica también con la población correcta, Quintana del Castillo. En definitiva, todo un desastre que evidencia la falta de seriedad del Consorcio Provincial de Turismo y de la Diputación de León, que por cierto, exhiben "con orgullo" sus logos en la cubierta de la guía.

En la imagen, las páginas 16-17. En la p. 16, bajo la iglesia de Quintana del Castillo, los autores escriben Villamejil.


domingo, 15 de agosto de 2010

Casa Amagada, el placer de visitar La Cepeda.


La Casa Amagada de Quintana del Castillo es una antigua cooperativa de alimentos de los años 50, la cual se ha restaurado y acondicionado para ofrecer servicios de calidad a los amantes del Turismo Rural. Su ubicación en nuestra población ofrece a los visitantes la posibilidad de alojarse y descansar en un lugar tranquilo, ideal para recuperar fuerzas y sobrevivvir luego en la jungla urbana.



El Centro de Turismo Rural Casa Amagada, ofrece a todos sus visitantes la oportunidad de disfrutar de la cocina tradicional leonesa, pero también de la gastronomía levantina, lugar de procedencia de los propietarios del establecimiento. Sin lugar a dudas, no exageramos al afirmar que en su comedor abierto durante todo el año a todo el público, se pueden saborear las mejores paellas valencianas de la provincia de León, acaso, de todo el noroeste peninsular. Su variedad, sabor y excelente servicio, convierten a las paellas de Casa Amagada en un referente insustituible para los amantes de los arroces.



Entre las diferentes actividades que pueden desarrollar los visitantes de este establecimiento de La Cepeda, se encuentra la micología. Fran, especialista en la recogida de setas, se pone en marcha habitualmente en el periodo otoñal, pero también en cualquier época que se preste a ello, convirtiéndose así en una oportunidad única para todos aquellos aficionados a la micología que visiten el Centro de Turismo Rural. En la imagen, un bello ejemplar capturado por Fran, invita a practicar la recogida de setas.

La actividad no es solamente una afición en la Casa Amagada, sino también uno de sus puntos fuertes en la faceta gastronómica, pues incluso durante el mes de agosto se dispone de un menú micológico.




Visitando la Casa Amagada es posible desarrollar numerosas actividades rodeados de la naturaleza. El entorno ofrece posibilidades para la pesca, caza, deportes acuáticos, baños, senderismo, ciclismo, paseos a caballo, deportes de motor, etc...

Después de disfrutar en la naturaleza cepedana durante la jornada diaria, el acogedor salón-chimenea de la Casa Amagada ofrece la posibilidad de sentarse a descansar y tomar una bebida o un aperitivo, disfrutando de una conversación entre amigos.



La situación céntrica de Quintana del Castillo en el ámbito geográfico de la provincia de León, convierte este confortable establecimiento de Turismo Rural en el lugar adecuado para realizar pequeños viajes y visitar la capital de la provincia, Las Médulas del Bierzo, la ciudad bimilenaria de Astorga o una larga lista de propuestas que se hallan siempre a menos de una hora de coche desde nuestro punto de partida, al cual regresaremos a descansar por cómodas carreteras, dejando atrás a las ruidosas y nerviosas ciudades.



 
El colorido y apacible otoño es otra buena época para visitar este establecimiento, que como en el verano, el pintoresco invierno o el renacer primaveral ofrece numerosas alternativas a sus visitantes según la época del año elegida. Seguro que los turistas que se acerquen a nuestra población comprobarán que el placer de visitar La Cepeda y la provincia de León, se encuentra en la Casa Amagada de Quintana del Castillo.



CASA AMAGADA

C/ La Llastra, 4
24397 Quintana del Castillo
León (España)
Telfs: 987 607 039 - 656 386 948

e-mail: info@casamagada.com
WEB: www.casamagada.com
Abierto todo el año



miércoles, 10 de marzo de 2010

Farmacia Ldo. D. Justo Antonio Velasco Velasco.






FARMACIA * QUINTANA DEL CASTILLO

Ldo. D. Justo Antonio Velasco Velasco
C/ San Julián 17. 24397 Quintana del Castillo.
Telf: 987 60 70 48


sábado, 23 de enero de 2010

Restaurante. La Taberna de Mary.




Situada en nuestra población de Quintana del Castillo, el Restaurante La Taberna de Mary ofrece a todas las personas que se acerquen a la localidad, la posibilidad de degustar la tradicional cocina cepedana en una antigua casa típica, transformada en restaurante para atender a todas aquellas personas que deseen probar la auténtica cocina cepedana en el lugar más adecuado.

El Restaurante La Taberna de Mary se halla contiguo a la que fuera en otra época la casa de la Familia Bardón, cuyos miembros habitaron en Quintana del Castillo y fueron conocidos por haber escrito y publicado, los hoy famosos Cuentos en Dialecto Leonés, hace ya más de 100 años.

La Taberna de Mary abre sus puertas para ofrecerle un lugar diferente donde podrá degustar las más exquisitas recetas caseras rodeado de un entorno entrañable.

En el Restaurante, además del menú diario de lunes a viernes, también disponen de menús especiales para reuniones, bautizos, comuniones, etc.

TELÉFONO DE RESERVAS: 616 768 920
24397 Quintana del Castillo. L E Ó N


sábado, 16 de enero de 2010

Cuentos en dialecto leonés. Homenaje a la Familia Bardón en Quintana del Castillo.




Aquella primera aparición de los Cuentos en dialecto leonés firmados por C. A. Bardón, seguiría enriqueciéndose hasta alcanzar un formato que puede considerarse definitivo. Así es, fue la 3ª edición la que representó el resultado más completo y acabado del libro iniciado con unos cuentos que continuaban la labor emprendida por D. Emilio Bardón Sabugo. En verdad, esta edición reflejaría el esfuerzo y la autoría de varios miembros de la familia Bardón convirtiéndose en el formato más conocido. Pero a pesar de ello, solamente Cayetano A. Bardón popularizaría su nombre junto al título Cuentos en dialecto leonés.

La 3ª edición, corregida, aumentada e impresa en 1955 por Ind. Tip. Cornejo de Astorga, es la que más ha popularizado el libro, y especialmente, a partir de las posteriores ediciones facsímiles que han ido aparecido con el tiempo. En verdad, será conveniente aceptar la estructura más popular del libro Cuentos en dialecto leonés de la siguiente manera:

Nota preliminar. Por qué se publicó este libro.
Carta de D. Ramón Menéndez Pidal.
A un fulgacián.
A propósito de un libro.
CUENTOS
COLABORACIONES
FRAGMENTOS DEL FOLKLORE POPULAR
VOCABULARIO
Sobre esta edición se da algún detalle en el mismo libro de los cuentos: Esta 3ª edición sale a la luz pública algo aumentada con trozos dialectales del bable leonés...

En fin, en el año 1999 se celebró un acto de homenaje en Quintana del Castillo y para la ocasión se pensó en la dedicación de una calle con el objetivo de mantener viva la memoria del libro y de sus autores... ¿y cual mejor que la inmediata a la vivienda familiar habitada por varias generaciones de la Familia Bardón? Así es, se tomó la decisión correcta.

Sin embargo, el criterio para la inscripción de la placa no fue el más afortunado y tal vez, las personas sobre las que recayó la responsabilidad de titular dicha placa y la calle no fueron las más adecuadas por no conocer los más elementales detalles de la evolución histórica de este trabajo escrito. En efecto, alguien decidió dedicarle la calle a C. Álvarez Bardón, que es el nombre de uno de los autores que contribuyeron a la formación del libro definitivo, y que por cierto, no nació en Quintana del Castillo, aunque pasaba temporadas en la Casa Familiar.

Si alguna vez aquellos que tomaron la decisión leyeron con algo de atención este libro, debieron de haberse dado cuenta que uno de sus autores, Un Fulgacián, también tuvo sus dudas en la niñez, pues confesaba que tan pronto el maestro puso en sus manos el silabario aparecieron numerosos conflictos, escribía así: ...cuando acababa de oir a mis camaradas decir "trujo", me hacía saber el maestro con la palmeta, que había que decir "trajo": y con el -traje- que es -truje- y con el -trujo- que es -trajo-, me formaba el lio natural en mis escasos años. Pero mostrando interés y preguntando, aquel Fulgacián aprendió y mucho, tanto que fue el principal impulsor de la obra homenajeada. En fin, siempre hubiese sido mejor informarse leyendo con atención Un libro interesante pp. 139-143 antes de tomar una decisión definitiva, pues allí habrían leído... que con el traje que es truje y con el trujo que es trajo...

En mí opinión, lo más correcto y apropiado hubiese sido dedicarle la calle a la familia Bardón, o en su defecto, al libro titulado Cuentos en dialecto leonés. Sin embargo, se adoptó una decisión errónea porque sino... ¿quién puede entender que se olvide a la propia familia de Quintana, que es de la que nacieron este libro y sus principales autores?. En fin, ojalá esta reflexión personal sirva para que algún día se rectifique esta imprecisión, y entre todos, hagamos merecida justicia histórica a una familia y unos cuentos tan relacionados con Quintana del Castillo. Pero ya se sabe, con el traje que es truje y con el trujo que es trajo... en su día se liaron las cosas y ahora habrá que esperar una mejor ocasión.


En la imagen, un ejemplar de la 3ª edición de 1955 regalado por algunos miembros de la Familia Bardón. Este ejemplar sutituyó al entregado -que contenía notas manuscritas personales- en la tarde que recibieron el homenaje junto a las puertas de su antigua casa familiar.

Que sirva la imagen de este ejemplar DE RECUERDO Y HOMENAJE A TODA LA FAMILIA BARDÓN que desciende de QUINTANA DEL CASTILLO.