domingo, 25 de octubre de 2009

Error en el mapa de Felipe Rodríguez.



El profesor Felipe Rodríguez desarrolló su labor pedagógica en la escuela de la institución Sierra-Pambley ubicada en Villameca y permaneció durante su vida vinculado familiarmente a Quintana del Castillo, donde todavía tiene familiares y descendientes, al menos, durante los frecuentes periodos vacacionales.

El Museo de la Fundación Sierra-Pambley se halla localizado en la plaza de la catedral de la ciudad de León, y en él se exhiben una amplia exposición de libros u objetos asociados a aquellas antiguas escuelas de la institución. Entre otras cosas, se puede apreciar en este museo abierto al público, un mapa realizado por Felipe Rodríguez en el año 1935 con motivo de una excursión en la que participaron los alumnos de la escuela de Villameca.

El mapa en cuestión, realizado por el maestro de Villameca, abarca un amplio espacio geógráfico en el que se incluye también a la comarca de La Cepeda, pues era el punto de salida de los excursionistas y por otra parte, el marco más conocido para el profesor y los alumnos, al menos en teoría. Pero si acudimos a visitar el mencionado Museo comprobaremos un grave error en el mapa, en efecto, en la parte de dibujo destinada a representar las tierras de La Cepeda, el mapa exhibe un dudoso topónimo por aquellos años, el autor escribió sobre el mapa: Pantano de Villameca, a la falsa anotación toponímica le añadió un error gráfico, así es, se permitió dibujar el inexistente pantano lleno de agua, tal y como se comprueba verificando el color de la tinta, que resulta ser el mismo que emplea para representar el recorrido de los ríos.

Al salir del museo y pensar sobre ello, razoné que tal vez pudo añadirlo bastantes años después... decidí volver al museo. Tras informar a la persona responsable del museo acudimos a observarlo nuevamente y me confirmó lo que aparentemente se aprecia observando la coloración inalterada e idéntica de las tintas azuladas... NO SE RETOCÓ CON POSTERIORIDAD. Esta misma persona me contestó ante mí advertencia, que desconocía el error y opinó que era poco importante por que se trataba solo de un mapa realizado con motivo de una excursión, a continuación apuntó el error para informar en la fundación y averiguar algo sobre el tema.

Efectivamente, el mapa solo tiene valor sentimental, pues afortunadamente por aquellos años ya existían las fotografías, la prensa escrita, etc... así se lo manifesté, sin embargo, de haberse realizado en otra época anterior, el error cartográfico hubiese revestido mayor gravedad.

Tal y como se puede comprobar en internet, en las hemerotecas o en trabajos escritos realizados con motivo de la construcción del pantano y el posterior abandono de Oliegos, el embalse de agua y en consecuencia, su denominación como pantano de Villameca, sucedió con más de una década de retraso respecto a lo dibujado en el mapa, evidenciándose así el incomprensible error del maestro Felipe Rodríguez.